Pin It

Security

El Galaxy S4 viene con el mejor hardware que se puede encontrar actualmente en un teléfono Android. Sin embargo, en la presentación de su buque insignia en Nueva York el fabricante coreano pronunció pocas palabras al respecto. Se centró en sus funciones del software que convierten al S4 en nuestro asistente personal. Estas funciones son tan numerosas que son casi incontables. Hoy vamos a examinarlas y a deducir cuáles marcan realmente la diferencia o de cuáles nos podemos olvidar.


Para los principiantes, las características del paquete de funciones del S4 pueden definirse de primeras con un adjetivo: confusas. Algunas de las funciones ya son conocidas del S3 mientras que otras son nuevas como Smart Stay, Smart Scroll, Air View, Air Browse , Air Check y Quick Check. A algunas no se les va a dar mucho uso pero otras resultan realmente prácticas. En esta primera parte, os explico cómo se puede utilizar el S4 con gestos, la voz, los ojos o los movimientos de la cabeza y veremos si realmente este control de nuestro smartphone funciona en la práctica como debería.


Control por voz

Muchas de las características de la S4 pueden ser controladas por comandos de voz. Por ejemplo, la alarma: Si queremos que se apague podemos decir "stop" y cesará, que queremos volver a dormir, basta con decir “snooze” (posponer). Es una buena idea pero conmigo no funcionó correctamente. Para empezar, porque primero lo intenté en español, y por desgracia funciona solo en inglés. Aun así, para posponerla no funcionó y con la palabra “stop” reaccionó tras varios intentos. A nadie nos gusta hablar por la mañana y menos tener que repetir varias veces lo mismo y encima en otro idioma que no es el nuestro.
Uso práctico de esta función: Bajo. Deberían mejorarlo para que se pudiera apagar con el típico gruñido que emitimos somnolientos.

Las fotos también se pueden realizar mediante comandos de voz, utilizando palaras como "click" o "smile". También funciona solo con los comandos en inglés. En la prueba funcionó bien con la palabra “smile” pero con un retraso de un segundo. Con “click” el terminal ni se inmutó.
Uso práctico: La función podría ser práctica, pero lo cierto es que conseguir hacer una foto de esta manera requiere armarse de paciencia.

Cuando entra una llamada se puede aceptar o rechazar mediante comando de voz así como devolver la llamada. Al probar esta función, lo cierto es que conmigo no funcionó ni para responder ni para colgar, ni en español ni en inglés, incluso metiendo un grito bastante alto.
Uso práctico: muy bajo. El control de voz no funciona correctamente en este caso.

El reproductor de música también se puede controlar mediante comandos de voz pero en mi prueba fracasó estrepitosamente ya que la mayoría de mis órdenes no fueron escuchadas. Con "pause" o "play" así como para subir o bajar el volumen, pero para cambiar de canción no funcionó en absoluto.
Uso práctico: Muy bajo. Para el reproductor de música el control por voz es realmente innecesario, sobre todo si no funciona bien.

Por cierto, todos los comandos de voz se desactivan cuando el teléfono está encendido en modo vibración.

Control por gestos y movimientos

El sensor de reconocimiento de gestos está situado justo en la parte superior de la pantalla. Puede, de acuerdo con Samsung, reconocer gestos a velocidad normal a una distancia de unos 7 centímetros. Otras funciones son provocadas por el movimiento del dispositivo y detectadas por el sensor de posición.

El control por movimiento funciona, por ejemplo, en las llamadas. Si hemos seleccionado un contacto o introducimos un número en el terminal, basta con acercarnos el smartphone a la oreja para llamar. Una ligera vibración indica que la función está activa. También sirve para silenciar el smartphone cuando recibimos una llamada en un situación inapropiada. Bastará con ponerle la mano encima y dejará de sonar como por arte de magia.
Uso práctico: En la vida diaria resulta muy útil. Una vez con hemos familiarizado con esta función llega a ser muy intuitiva.

Para detener la reproducción de música en un punto, basta con colocar la mano sobre la pantalla. Sin embargo, esto sólo funciona con la pantalla activada. Resulta bastante útil el hecho de que no sea necesario estar en la aplicación de música para usar esta función. Para reanudar la reproducción, sin embargo, debemos tocar el botón de “play”.
Uso práctico: Está bien, y aunque solo funcione en una dirección puede ser muy cómodo cuando tenemos que parar la música rápidamente por cualquier motivo.

Para ver de un vistazo la información más importante cuando la pantalla está apagada existe una función llamada Quick Check que nos permite consultar la fecha, la hora, las llamadas perdidas, los mensajes y el nivel de batería cuando uno mantiene la mano sobre el sensor. Aunque tarda un poco en mostrarnos la información, lo cierto es que siempre funciona y es muy útil.
Uso práctico: Aunque podría ser un poco más rápido, esta función personalmente me encanta y me parece una comodidad.
Al pasar la mano de canto por encima de la pantalla podemos hacer capturas de pantalla. Esta característica no es nueva, pero todavía yo no consigo hacerme con ella y sustituir la vieja combinación de botón de encendido y botón de incio.
Uso práctico: muy cómodo si uno hace capturas de pantalla con mucha frecuencia. 

Si uno mantiene su dedo a una pequeña distancia de la pantalla, podemos obtener una vista previa de los contenidos de la galería, el correo o los SMS. Nos muestra, por ejemplo, una vista en miniatura de las fotos o las primera frase de un correo electrónico para mostrar una vista previa del contenido, por ejemplo, las imágenes en un álbum de fotos, o las primeras frases de un correo electrónico . Esta característica se llama Air View (Vista aérea) y es el comienzo de algo desconocido. Con un poco de práctica la navegación se hace mucho más cómoda. Una ligera vibración nos avisa del funcionamiento de la función. Un único inconveniente: Air View solo funciona en aplicaciones de Samsung.
Uso práctico: Aunque hay que acostumbrarse y solo funciona con las aplicaciones propias de Samsung, ahorra tiempo. Espero que se termine implementando en todos los smartphones y funcione con todo tipo de aplicaciones, ya que realmente facilita el acceso a información.
En algunas aplicaciones de Samsung como galería, navegador, reproductor de música, S Memo, etc., podemos usar Air Browse para desplazarnos por la página, pasar a la siguiente foto o seleccionar la siguiente canción con tan solo pasar la mano a corta distancia por encima del sensor, sin llegar a tocar la pantalla. No es necesario que sea con toda la mano, con el dedo es suficiente. Lo cierto es que el S4 no siempre ha reaccionado con esta función.
Uso práctico: Además de que la precisión del sensor no es siempre la misma, solo funciona con aplicaciones de Samsung. Por tanto, podemos decir que es una buena idea pero se puede mejorar.

Cuando queremos mover iconos, por ejemplo, de una pantalla de inicio a otra, podemos usar la función Air move. Simplemente tenemos que hacer clic prolongadamente sobre un icono y y luego pasar con la otra mano o con otro dedo sobre el sensor hacia la derecha o hacia la izquierda y moveremos el elemento seleccionado en la dirección deseada. Debo decir que cuando me informé de esta función pensaba que iba ser más incómodo pero tras ahberlo probado creo que es algo a lo que uno se acostumbra tras probarlo dos veces.
Uso práctico: Es bastante cómodo y fácil de manejar. Aunque organizar neustros iconos no sea algo que hacemos todo el tiempo, lo cierto es que facilita esta acción.

Si el teléfono está en la mesa y recibimos una llamada, podemos aceptarla con la función Air Call Acept moviendo la mano sobre el sensor. Cuando está activada la función de manos libres, no es por tanto en absoluto necesario tocar el dispositivo para llevar a cabo una conversación.
Uso práctico: Muy útil pero solo cuando el altavoz está encendido, sino tendremos que tocar el smartphone de todas formas.

La función Smart Alert nos informa por vibración de llamadas perdidas o mensajes cuando la pantalla está apagada y tocamos el smartphone en la mano.

Uso práctico: Alto. Funciona a la perfección y evita tener que sacar el samartphone del bolsillo. Con tan solo tocarlo ya nos indicará si se nos ha escapado una llamada o un mensaje.
Las funciones que se activan con control de gestos tienen diferente utilidad, dependiendo de cuál, pero todas tienen un denominador común: hay que acostumbrarse a ellas. Si los gestos no se vuelven intuitivos, no sirven de nada.

Control de ojos y movimiento de cabeza

La detección de los movimientos de los ojos y de la cabeza también se realiza mediante los sensores de encima de la pantalla. Samsung quiere que el Galaxy S4 sea “nuestro compañero de vida”, al que baste con mirar para manejarlo, pero para llegar a eso lo cierto es que queda mucho camino por recorrer.

Cuando uno está viendo un vídeo y de repente tiene que ir al baño, en el S4 no es necesario darle a pausa. Gracias a la función Smart Pause, la reproducción se detiene sola. En mi primera prueba lo cierto es que no ha funcionado demasiado bien, y eso que miré fijamente al terminal y le aparté la mirada de una forma muy marcada. La segunda vez que lo probé funcionó bastante bien. Lo más interesante es que el vídeo también se detiene cuando cierras los ojos. Esto puede ser útil, pero también molesto.
Uso práctico: Más bien bajo aunque esta tecnología tiene mucho potencial, sobre todo en otros aparatos. Por ejemplo, viendo la tele en casa sería de gran comodidad.
Incluso para desplazarnos arriba y abajo entre las opciones del terminal no es necesario utilizar el dedo. Con Smart Scroll podemos, o bien inclinar el dispositivo, o bien mover la cabeza para desplazarnos por el S4. Estas dos opciones se pueden activar en el menú de configuración. El terminal reconoce nuestros ojos y así activa la fución, pero solo con los ojos no podemos desplazarnos, por ahora el dispositivo sólo reconoce los movimientos de cabeza. Smart Scroll funciona con tan solo algunas aplicaciones de Samsung, por ejemplo, en el navegador. El navegador Chrome no es compatible con esta función.
Uso práctico: Bastante bajo. Desplazarse con los ojos no es posible y siempre es difícil controlar los movimientos de la cabeza para que no induzcan un desplazamiento no deseado. El desplazamiento por la inclinación, sin embargo, funciona bien.

Hoy por hoy, cualquier smartphone cambia el modo horizontal o vertical de la pantalla cuando lo giramos. Esto en teoría es algo práctico, pero a veces nos pone de los nervios cuando se vgira por accidente. El Galaxy S4 cuenta con la función Rotación Inteligente que evita este tipo de situaciones reconociendo nuestro punto de vista.
Uso práctico: Alto, incluso si no usamos esta función todos los días a cualquiera nos beneficia esta característica.

Conclusión

El Galaxy S4 es un paso hacia utilizar nuestros smartphones de una forma mucho más intuitiva. Estas funciones facilitan sin duda el manejo del terminal y ahorran tiempo, eso sí, cuando funcionan correctamente. Las funciones de voz dejan bastante que desear, sobre todo, porque no reconozcan nuestro idioma por lo que a no ser que manejes el inglés bastante bien, ya te puedes ir olvidando de ellas, por desgracia.

Via 









 
Top